lunes, 26 de mayo de 2008

LA TELEVISION

La tele-vicio On es muy diferente. Ha cambiado mucho la televisión hoy en día. Poco a poco, se va desmejorando.
La calidad de los programas es cada vez más baja.

Empecemos por los canales de aire. Se dividen en cinco:

AMÉRICA 2: Un canal dominado por Luis Majul, Mirtha Legrand y Jorge Rial. Creo que con eso lo digo todo.
CANAL 7: Este es el canal del gobierno que prentende educar a travéz de sus programas. Ahora sabemos porque nadie lo ve.
CANAL 9: Talento. ´Ta lento el canal, eh. Y… con Chiche y Gerardo no se puede pedir otra velocidad.
TELEFE: Un canal argentino que pide ser yanqui. Está repleto de sitcoms (copias a los yanqui que no se le acercán a las originales ni por un poquito), unitarios que parecen sanitarios (ojo, algunos están buenos) y para cerrar la bragueta, Gran Hermano, pero ese merecerá un párrafo aparte.
CANAL 13: Aquí reinan las telenovelas (o las telenolave nadie). Miento, las ven todos. ¿Por qué? Lo mismo me pregunto.

Ahora sí. Hablemos de los programas que tiene la televisión argentina:

Los programas de chimentos ¿A quienes les importan? A nadie. Bueno, sí, a los chusmas. Es decir que si yo veo Intrusos ¿Soy un chusma? Si, probablemente sea así. Que triste vida tenés que tener para que te interese saber cómo son las cortinas de la vecina de la modelo de Pancho Dotto. Lo más triste es que TIENE RAITING!!! Al otro día están todos en el laburo: “¿A que no sabes cómo tiene las cortinas la vecina de la modelo de Pancho Dotto?”

Después están las telenovelas. En serio. ¿Para que las vemos? ¿Estamos buscando un refugio? Puede ser. Hacen muy bien en aclarar antes de cada episodio que todo lo que van a ver es ficción porque todo eso NUNCA PODRÍA PASAR!
Las telenovelas son extremadamente predecibles. Los capitulos terminan con lo que te mostraron en la propaganda, los actores siempre son los mismos y siempre se enamoran, y los malos nunca tienen éxito porque son tan boludos que cuando la tienen picando en el aréa, la tirán a la tercera bandeja. Todos sabemos el final de una telenovela antes de que empiece ¿Para que las vemos entonces? Creo que nos pasa como con Titanic. Ya sabemos el final pero la vemos igual. ¿Vieron alguna vez Titanic? Dura cuatro horas. ¡Cuatro horas! ¡Se hunde en dos segundos y dura cuatro horas! Es verdad. ¿Por qué lloramos cuando vemos Titanic? En serio. ¿Por qué lloramos cuando vemos Titanic? ¿Acaso no sabemos el final? Lo que pasa es que nosotros arrancamos a ver Titanic, y como dura mucho y pasan los minutos, nos vamos encariñando con los personajes y mientras estamos viendo la pelicula empezamos a dudar “¿El Titanic se hundía? ¿Seguro era el Titanic era el que se hundía? No, me parece que era otro. Sí, ellos no pueden morir. Ellos se van a salvar” y llega el final de la pelicula y estamos (con la boca abierta) “¡Se mueren! ¡Kate y Leo se hunden! ¡Uh, este final no me lo esperaba para nada!”
Lo que pasa que los finales en las telenovelas siempre son felices. Es por eso que son tán predecibles. En una telenovela, el hombre ama a la mujer, se casan y viven felices para siempre. En la vida real, el hombre dice que ama a la mujer, se casan, la mujer le mete los cuernos en la luna de miel, el hombre se da cuenta… ¿y que hace? Nada. ¡¿Sabés el quilombo que cuesta un divorcio?!

Los programas de televisión más vergonzosos son los Reality Shows. Son veinte boludos encerrados en una casa que, de fuera, parece una casa de puta madre, pero cuando entrás te parece una tremenda cagada porque no tiene alcohol ni drogas y el sexo te lo tenés que conseguir. Igual, eso no es tán díficil. Las participantes de esos reality shows con tal de salir en you tube hacen cualquier cosa. Capaz que te están haciendo sexo oral, y en el medio del acto, miran a la camara y dicen “Hola, mamá, te extraño”, y siguen haciendolo.
Ojo que los veinte boludos no son veinte boludos cualquiera. Todos tienen sus antecedentes ultraimportates y sus anécdotas interesantisimas para contar. Siempre hay alguno que es hermano del sobrino del primo de algún famoso o que era preparador físico del prepador físico de algún equipo de fútbol.
Una vez que un participante de Gran Hermano sale de la casa, te lo tenés que bancar en los millones de programas que hay en la televisión. Ponés Canal 9, y se está riendo a carcajadas. Ponés Canal 2, y está hablando serio de algún bajon de su vida, Ponés Canal 13, y está siendo jurado en Bailando por un sueño, ponés Utilisima y está cocinado unos Spaghetti. ¡Está en todos lados el hijo de puta!
Cubren Gran Hermano a toda hora y a cada minuto. Hasta aparece en los noticieros. Están: “El asaltante se convirtió en asesino al matar a dos viejitos que se encontraban inocentemente en la fila tratando de sacar su plata del banco. El destino les jugó una mala pasada al…Esperen, esperen. Tenemos un móvil en vivo desde la casa de Gran Hermano ¡Parece que se va Miguel!”
Dicen que Gran Hermano está guionado. Eso no puede ser ¡si los participantes son analfabetos!

Los programas de juegos. ¿Para qué quiero ver a Marley resbalándose si tengo una play station? Otro tipo de programas de juegos son los que dan a la medianoche por todos los canales. Sí, esos en los que tenés que llamar por celular o mandar un mensaje de texto y participas por una bocha de guita. Nunca ganás. Nunca te van a atender a vos. Si hay algo que está arreglado en la televisión, son esos programas. Es que, es sentido común. Mirá si America 2 que no tiene un mango va a regalarle diez mil a una persona que llamó y dijó “Azul”.
Hablando de programas de medianoche, ¿Alguna vez puso América 2 a las tres de la mañana? Si usted sufre de insomnio, le voy a pedir que no lo ponga…porque se va a quedar riendo toda la madrugada. Allí están los pastores portugueses evangelistas. Cada uno tiene sus creencias, y debo respetar eso, a pesar de creer o no creer, pero ¿En La Biblia decía que los pastores debían ser codiciosos? Capaz que si, que se yo. Porque vos llamás, le contás todos tus secretos como si el tipo fuese tu psicólogo, llorás como loco y el chabón, bien frío, lo único que te dice es “Vení el sábado. Avénida Corrientes 4070. No te olvidés. Av. Corrientes 4070. Estacionamiento gratuito” Eso sí, siempre te resaltan que el estacionamiento es gratuito. ¿De que te sirve? Le tenés que dejar própina al que te lo cuida. Ok, es un estacionamiento, no la vereda de la calle, pero el tipo te pide igual ¿no? Además, si te pide, le tenés que dar ¿Qué vas a hacer? ¡No lo podés mandar al diablo!

Algo que pasa mucho ahora es que no respetan los horarios. Es más, estás así “El noticiero de las 12, al término de A las once con vos. Que programón que es A las Once con vos, al término de Arriba con usted. No se pierda Arriba con usted, al término de Infocampo. Infocampo, no se lo pierda, al término de Fin de Transmisión”

Los canales de cable están más diversos, y hay canales de todo tipo:
CANALES DE MÚSICA: Y…hay un par. Te pasan videoclips de canciones en los que la letra y las imágenes que muestra el videoclip no tienen nada que ver.
CANALES DE DEPORTES: Te permiten informarte acerca de cómo, cuanto y dónde perdió Racing este fín de semana.
CANALES DE PELICULAS: ¿No les cansa cuando pasan millones de veces las mismas peliculas, y que cuando estrenan una pelicula te dan la propaganda todo el mes promocionandotela, cuando esa pelicula es más vieja que la mierda y ya la dieron todos los demás canales?
CANALES DE SERIES: 24 horas de series estadounidenses. A veces es díficil llevarle la mano cuando no ves un episodio, y no entendés un carajo. Yo no le pude seguir el paso y terminé Lost.

Lo mejor son los canales codificados, donde te pasan las peliculas antes de que te las pasen por cualquier canal pero después de que salgan en el cine. Y por supuesto, los canales codificados XXX. Con el decodificador ya no tenés que estar viendo rayitas (aunque cuando encontrabas una teta, te emocionabas ¿no?). Con el decodificador podés ver los canales XXX en los que te permitén ver TODO y con zoom.
Yo tenía una amiga que veía las peliculas porno como si fueran peliculas de terror. Ella estaba: “No entrés ahí” y cuando esta entraba, se tapaba los ojos. Lo peor es que siempre abrazaba al de la butaca de al lado. Despues, llegabamos a la casa y nos encontrabamos con su mama: “Hola hija ¿De dónde venís?” “De ver una peli de esas que te hacen pegar saltos” “Uh, que miedo ¿Y había monstruos grandes?” “Uf! ¡Ni te imaginás!”

Fak23

Pd: ¿Alguien se dio cuenta de que el canal “Sólo tango” da programas con juegos para llamar con el celular y de cumbia? Se debería llamar “Sólo Tanga”

No hay comentarios: