domingo, 20 de abril de 2008

LOS AVISOS ZARPADOS

¿Vieron los avisos zarpados que ponen ahora?
Por ejemplo, una mina pusó este aviso: "Vanesa: muchas tetas, 120". ¡Ciento veinte! ¿No son demasiadas tetas? ¿Por qué no lo anuncia?, y así alguien le comprará veinte o treinta...
Los avisos del rubro 59, al igual que el resto del diario, hay que saber interpretarlos. Los hay que sirven para prevenir los riesgos... "Jeannette: recibo desnuda". Y está bien que te avise, porque imagínate que van unos testigos de Jehová, tocán al timbre y les abre Jeannette desnuda...
Es que algunos anuncios dan qué pensar: "Chicas universitarias, reciben las 24 horas". Esta bien, ¿y cuándo estudian?
Dentro de los avisos del rubro 69 también encontrás a gente muy directa: "Carla, azafata de vuelo, te hago de todo". Y es verdad: te retrasa el avión, te pierde las maletas. ¡De todo te hace!
Y este otro: "Sumisa, llámame por las tardes". Un momento... ¿No sos sumisa? ¡Te voy a llamar cuando me dé la gana!
Otro desconcertante: "Lisa: enormes tetas". Señorita, decídase: o son lisas o son enormes.
Claro que, para dudas, éste: "Romina. Soy ninfómana. Lo hago por vicio. 1.000 pesos". ¿Mil pesos qué? ¿Las pagás vos o te las paga ella? Porque si lo hace por vicio...
Hay algunos que, si te parás a pensar, promocionan el canibalismo: "Ángela: cómeme enterita". Y al lado hay otro que dice: "Sofía: me lo trago todo". Entonces ya está: ¡Ángela tiene que llamar a Sofía!

No hay comentarios: